Carácter Propio

RASGOS DE IDENTIDAD

 

El Carácter Propio presenta las señas de identidad de nuestros centros,  recoge los principios que dan sentido a nuestra misión de educación evangelizadora y expresa nuestros deseos de mejorar la sociedad por medio de la educación. Estos son los rasgos que definen nuestra Identidad:

Servicio de interés público:

Busca la financiación pública que garantice la gratuidad de la educación y evite toda discriminación por motivos económicos

 

Educación cristiana:

Se inspira en el Evangelio y sigue las orientaciones de la Iglesia Católica.

o       Impartimos enseñanza religiosa.

o       Favorecemos una síntesis entre fe, cultura y vida.

 

Educación en valores:

 Pretendemos que los alumnos no sólo aprendan a pensar y a hacer, sino que aprendan también a ser, a convivir  y a compartir.

Nuestra propuesta educativa pone el acento en algunos valores evangélicos que dan a la educación cristiana características propias: Autoestima, Gratitud-Gratuidad, Justicia, Libertad, Responsabilidad, Paz-Reconciliación, Solidaridad-Fraternidad y Vida. 

Cultiva la educación ética y trascendente: 

Sabemos que las personas tienen necesidad de un horizonte de valores que oriente su comportamiento personal y social, con autonomía, conciencia de sus deberes y derechos y sentimientos positivos de vínculo con todo ser humano.

Procuramos que los alumnos se planteen el interrogante esencial de la propia vida, que acompaña a toda persona y le ayuda a afrontar el misterio de su existencia;

Mostramos que la dimensión trascendente de la persona abre horizontes nuevos a la vivencia y a la interpretación de la realidad personal, humana y del mundo y es el fundamento de nuestra esperanza.

Educación comprometida en la transformación del mundo

La educación que impartimos, enraizada en la cultura de nuestro tiempo y de nuestro pueblo, es también una educación comprometida en la promoción de esta dimensión social de la persona, y en la continua transformación de la sociedad para que consiga cada día un nivel más alto de igualdad, de justicia, de libertad y de paz.

Acompaña al alumnado en el descubrimiento de su proyecto de vida personal:

 Nos proponemos orientar y acompañar a los jóvenes en el descubrimiento y realización de un proyecto de vida realista y orientado hacia los demás. 

 

ESTILO PEDAGÓGICO

            Definimos nuestro estilo propio de educar como “Pedagogía del corazón”. Queremos llegar al corazón de nuestros alumnos, a lo más profundo de sus deseos y sentimientos porque sólo desde ellos se realiza la transformación de la persona. El camino para llegar al corazón de las personas no puede ser otro que la ternura, la paciencia, la mirada al débil y al pequeño. “Combinar ternura y firmeza” nos dirá Santa Rafaela.

Tiene por centro el alumno/a, es una enseñanza personalizada, inserta en el entorno socio-cultural, aplica los recursos tecnológicos, va más allá del aula y tiene una metodología propia.

 

LA COMUNIDAD EDUCATIVA

Nuestra Comunidad Educativa está llamada a ser una comunidad cristiana en la que el alumnado pueda aprender a vivir como miembro de la gran comunidad de la Iglesia. La participación en la misma Eucaristía nos une fraternalmente y nos compromete a vivir siguiendo los pasos de Jesús de Nazaret.

·    “Educa desde el corazón”: Cuida la atención personal y el seguimiento a los alumnos; cree en la capacidad de crecimiento y cambio; se deja afectar por la vida de los otros y conjuga ternura y firmeza.

 

·    “Opta por los pobres”: Tiene sensibilidad para descubrir las necesidades del entorno más cercano y del mundo y preferencia por los que más precisan nuestra atención.

 

·    Cultiva la Paz–Reconciliación: Cuida las relaciones con cordialidad y justicia; resuelve los conflictos a través del diálogo  y el perdón; establece cercanía y trato amable entre todos los miembros de la comunidad educativa.

 

·    Crea un ambiente de familia: Valora a todo el personal y cuida la atención a las familias.

 

·    Trabaja con responsabilidad y profesionalidad: Trabajo bien hecho; formación continua y creatividad e innovación. 

 

·    Trabaja en equipo y con una gestión compartida: Reparto de tareas y asunción de responsabilidades; disponibilidad y  espíritu de equipo y colaboración.

 

·    Está abierta a la trascendencia: Anima el diálogo Fe-Cultura; cuida la formación religiosa y ofrece experiencias de contemplación, misterio, oración, adoración,…

 

 

MODELO DE GESTIÓN

            Llevamos una gestión compartida en la que la participación de toda la Comunidad Educativa es fundamental. Cuidamos que haya un clima de aceptación y respeto mutuos, de servicio a una causa común y de corresponsabilidad.

Todos los aspectos y dimensiones de la escuela y del proceso educativo son objeto de evaluación para hacer posible una mejora continua.

 

 

Si queréis consultar el folleto con el carácter propio de la Fundación aquí tenéis la versión en PDF:

CARÁCTER PROPIO