CUARESMA-PASCUA

“SUMÉRGETE Y ENCUENTRA EL CAMINO”

ESO

 Cuaresma es tiempo de cambio, de “volver”, de “corregir el camino”, de “renovarse”. La Cuaresma supone rectificar nuestro camino y esto afecta a los demás, al que tenemos al lado o a los que casi no conocemos. Si queremos “resucitar”, ser personas nuevas, tendremos que orientar nuestra vida hacia ello: “Ponernos en forma” por dentro. La     brújula nos ayudará en esta Cuaresma. Aquí tienes algunas actitudes: Frenar el consumismo, limitar mi tiempo dedicado a las redes sociales, vencer la pereza a ayudar en casa, compartir tiempo con compañeros que no son mis amigos.

 EI/EP

    Vivaldi encuentra a un buzo desorientado y le pregunta qué le pasa. El submarinista le comenta que iba con sus amigos buceando y contemplando la VIDA del fondo marino, pero en un momento dado elige ir por otro camino porque se aburre con sus compañeros/as y se ha perdido.

 

    El buzo primero necesita reconciliarse consigo mismo, para poder encontrar a sus amigos y también reconciliarse con ellos. Vivaldi le enseña a utilizar la brújula para guiarse de nuevo.

 

Para recorrer el camino de la Cuaresma, celebramos el Miércoles de Ceniza y hemos realizado diversas actividades. Entre ellas el Sacramento de la Reconciliación.

Dejamos unas fotos del momento de la quema de todos nuestros malos momentos, de aquellas cosas que nos arrepentimos haber dicho y hecho sobre todo a nuestros compañeros y  de todo aquello que no nos hace crecer como persona.