ESPELEOLOGÍA

En nuestro afán aventurero, algunos valientes se animaron a adentrarse en una cueva salvaje.

Pasos estrechos, algo de barro, reptar por el suelo,... pero el espectáculo merecía la pena.

La calidad de las fotos no es muy buena por la falta de luz, pero aquí tenéis algunas.